viernes, julio 12, 2024
spot_img
InicioUna Mirada Atrás“El Pichicuás Garrido” José Armando Garrido y Pérez ídolo y leyenda del...

“El Pichicuás Garrido” José Armando Garrido y Pérez ídolo y leyenda del futbol en Poza Rica

Poza Rica, una mirada atrás

Ing. José Luis Rodríguez Badillo

Armando “El Pichicuás” Garrido fue un extraordinario jugador de futbol que inició en los equipos del llano de la ciudad de México, debutó en el Marte F. C. poco antes de que este desapareciera, más tarde debutó profesionalmente en el equipo Poza Rica en la Segunda División, de aquí pasó a la primera división con el América de la capital del país, más tarde pasó a Toluca donde brilló como extremo derecho y por último regresó a la división de ascenso para jugar para el Tampico, se puede decir que el mejor momento de su vida futbolera fue con Los Petroleros de Poza Rica F. C. donde dejó una inolvidable estela de triunfos derramando su clase y categoría, sin duda, otro gran ídolo que le dio lustro a nuestra ciudad.

Armando Garrido nació en la ciudad de México y comenzó a jugar con el equipo Chapala en el llano de su Colonia, La Anáhuac, en donde demostró los dotes de buen jugador, de ahí pasó al equipo Marte antes de que este desapareciera, José Moncebáez le propuso venir a Poza Rica y se integró a los Petroleros junto a una grupo de crack, entre ellos Mónico “El Faroles” Rueda, Zacarías Martínez Cortes, Hugo Frank Reding, Ernesto “Chueco” Candia De Santis, Armando Paredes Valle y Gerónimo el Glostora García entre otros.

Durante la primer temporada de Armando Garrido en Poza Rica, nació el apodo de “El Pichicuás” se lo pusieron sus compañeros cuando estaban previo a un partido, pasando el tiempo en una refresquería en tanto esperaban la noche para jugar su partido sabatino en el campo Merino, espontáneo con unas monedas se paró para elegir algunas canciones en la rockola sin querer eligió primero la de moda y se empezó a escuchar Pichicuás y Cupersindo de Chava Flores, a sus compañeros les causó hilaridad y desde entonces le quedó el célebre apodo de “El Pichicuás”.

José Armando Garrido y Pérez, “El Pichicuás Garrido”.

Futbolísticamente surgió en el Poza Rica F. C. para los grandes éxitos, a la salida de Pepe Moncebáez llegó Diego Mercado como entrenador y con ello el equipo se refrescó, llegaron jugadores de gran calidad y efectividad letal para anotar goles, El Pichicuás fe un extremo derecho natural, tuvo una habilidad nata que le admitía llegar a la línea de fondo con frecuencia y peligro inminente para la defensa que se enfrentaba a Los Petroleros, razón por la que recibía frecuentemente muchas faltas y en ocasiones salía con severas lesiones en sus extremidades.

En 1961 fue convocado para integrar la selección de Segunda División que iría a los Estados Unidos de Norteamérica a disputar la Copa Kennedy, torneo que ganó México y Poza Rica cedió a Heraclio Martínez, Mónico el Faroles Rueda, y a quien anotó dos de los tres goles con los que México se coronó, “El Pichicuás” Garrido, de ahí saltó a la fama al ser su figura parte de la portada del periodo “Esto”, uno de los rotativos más influyentes en las notas deportivas.

Armando Garrido se encumbró pronto y las miradas de varios entrenadores de la Primera División no le quitaban la vista, pues como un gran ídolos se destacó en el futbol siempre deslumbraron por sus condiciones técnicas naturales, donde el regate fue parte esencial de su juego, driblando defensas con sus movimientos fantásticos, que fue el deleite de la fanaticada, con esa habilidad siempre tuvo la oportunidad poner pases para gol y que Alberto “El Negro” Jones, “El Pelón Juárez y Luis Valdez anotaran, función que compartió con sus compañeros de similar cualidades, Mónico “El Faroles” Rueda y Hugo Frank. ¡La alineación de ensueño!.

El “Pichicuás” Segundo en cuclillas, parte de una delantera de lujo.

Después del gol venían las porras, los gritos y festejos, de repente por la zona de la pizarra aparecían intempestivamente los juegos pirotécnicos, inesperada fiesta que daba alegría a los niños que iban con sus papás al juego, su vista se perdía en el cielo viendo las luces que se desgajaban de múltiples colores de los magnos cohetones que lucían de forma simétrica en el infinito coligado con olor a pólvora, señal infalible para toda la población de que se festejaba en el Merino un gol más de los Petrolero.

¡Gran nostalgia para quienes fuimos alguna vez a verlos a ídolos!

En la temporada de 1960-1961, Los Petroleros quedaron en segundo lugar, abajo del equipo Nacional de Guadalajara que logró el ascenso a Primera División, que fue la primera ocasión que estuvieron muy cerca de ascender, Poza Rica fue en aquella ocasión por la revancha y lograr el título de Copa, que en ese tiempo era muy disputado y de gran prestigio, una semana después disputó al Nacional el trofeo de Campeón de Campeones, el que obtuvo meritoriamente, trofeos que en aquellos años se exhibían en las oficinas del Club, previo a un merecido festejo, en esa temporada ya estaban bajo la dirección técnica de Diego Mercado Marín.

Diego Mercado conservó el mismo cuadro en un noventa por ciento y contratan al portero Luis “El Pajarito” Septién, y otros, el equipo mantuvo su jerarquía y todos lucían, Poza Rica siempre fue la vitrina en donde los equipos de Primera División veían a los prospectos para sus equipos, de aquí salieron muchos para la máxima división del futbol mexicano, junto al “Pichicuás” brillaron Gerónimo “El Glostora” García, el extremo derecho Guillermo “La Changa” Cruz Rodríguez, el excelente portero Erasmo Ureña Calvario y Felipe “El Perro” Hernández, quien fue uno de sus mejores amigos dentro y fuera del campo.

Visitó Poza Rica para un juego de reencuentro de jugadores históricos.

En la temporada 62-63, “El Pichicuás” le había llenado el ojo a Don Nacho Trelles Campos y solicitó su contratación para El América, al venderlo se pactó un juego de homenaje como despedida, juego que se llevó a cabo en el Campo Merino, ahí Armando Garrido jugó su último juego con la casaca petrolera, en donde se llevó la aclamación de su vida, el público de Poza Rica se le entregó muy agradecido por las dos temporadas que vistió el uniforme gris y guinda, jugó como extremo derecho, puesto donde fue titular con los cremas, así fue el adiós de un indeleble ídolo de los Petroleros de esta ciudad. Al día siguiente en la portada del periódico deportivo Ovaciones destaca su salida y comento con una foto, elogiándolo como el cerebro táctico de Poza Rica.

A su llegada al América tiene como compañeros a Francisco Ulibarri, al portero argentino Ataúlfo Sánchez, Antonio Jasso, José “Pepín” González, Pedro Nájera, Fernando “El Perro” Cuenca, Javier “Chalo” Fragoso, Federico Ortiz Maldonado, Severo De Sales, Juan Martínez Bosco, Ronald Martell, Urabato Nuñez, Alfonso “El Pescado” Portugal, los brasileños Juracy dos Santos, José Alves Zague y Luis Moacyr, cuadro que en el año de 1964 se corona Campeón de Copa teniendo al Sr. Alejandro Scopelli como Director Técnico.

En la temporada 1964-1965 fue cambiado al Club Toluca de Don Nemesio Diez, el América tuvo a cambio al internacional Alfredo del Águila “El Negro” en donde jugó dos temporadas con los Choriceros, Don Nacho Trelles lo tuvo de titular en ambas campañas, donde destacó con su brillante dribling, elegantes maniobras que ponía de pie a la tribuna entera, pues era lo preferido del público, percibir cuando dejaba viendo visiones a los oponentes dando muestra de su portentosa clase y sublime condición que tuvo como jugador. En 1966 sufrió rotura de la tibia que lo tuvo fuera de acción la temporada. Años después, ya en el ocaso de su carrera fue contratado por los Jaibos de Tampico, en donde pierde una final de ascenso a la Primera División en contra de los Jabatos de Nuevo León el 31 de diciembre 1966, temporada en la que colgó los zapatos para futbol.

El equipo Petroleros de Poza Rica F. C. entrenado por Diego Mercado.

Armando fue hijo de Consuelo Pérez Hinojosa y Don José Garrido Alfaro, se casó por el civil el 28 de diciembre 1964 en la Ciudad de México con la señorita Laura Elena Sánchez Díaz, por la iglesia el día 2 de enero de 1965, tuvieron cinco hijos: Mónica Laura, Claudia Olga, Luis Armado, Pedro Gerardo y Víctor Roberto, todos muy orgullosos de su papá como futbolista hasta la fecha.

Vino al menos en tres ocasiones a Poza Rica a juegos del recuerdo en diferentes etapas, la última en el año de 1994 para realizar un juego amistoso en favor de su amigo y ex compañero en los petroleros, Gerónimo “El Glostora” García, entre los Veteranos de Necaxa y los Petroleros en el estadio 18 de Marzo, logrando apoyo económico para el amigo en estado de salud muy mermada, ocasión que tuvo en saludar a sus ex compañeros de años de brega futbolera.

El día 15 julio del 2013 cuando el reloj marcaba las 7:10 lamentablemente llegó el minuto noventa para “El Pichicuás”, el tiempo ya no le contaría más, Dios lo llamó en su casa de la colonia Anáhuac de la ciudad de México. Desde ese aciago momento el futbol perdió a un gran jugador de enorme clase, y ganó una leyenda futbolística de ingente linaje, ídolo indiscutible en la época de mayor esplendor de aquellos inolvidables Petroleros de Poza Rica F. C., donde integró una de las mejores delanteras de su tiempo, Mónico “El Faroles” Rueda, Arturo Juárez Gómez “Pelón Juárez”, Zacarías Martínez Cortez, Hugo Frank Redding y en alguna ocasión con Ernesto “El Chueco” Candia Santis, una de las más letales en la Segunda División del futbol mexicano. Gracias José Armando Garrido y Pérez, el inolvidable “Pichicuás Garrido”. ¡Eres parte de nuestra memoria que no te olvida!

Dos astros de antaño: Armando “Pichicuás Garrido y Ernesto Candia Santis.

WhatsApp: SDR La Opinión Recargado

Instagram: Laopinionpr 

X (antes Twitter)@laopinionpr

Facebook – @LaOpiniónPozaRica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana.

¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: 7822199402 <<< ¡click aquí! – Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡click aquí!

NOTICIAS RELACIONADAS

CANACINTRA 70, un órgano de consulta y factor en la economía en Poza Rica y el país

UNA MIRADA ATRÁS POR José Luis Rodríguez Badillo A consecuencia de la Expropiación de la Industria Petrolera de México en 1938, el embargo en contra de...

Sodas Garza, primer refresco embotellado en Poza de Cuero 

UNA MIRADA ATRÁS Por JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ  BADILLO Después de la caída de producción en el campo de Naranjos, antes Amatlán, Don Luis Garza Cantú visitó...

Poza Rica FC, campeón del Torneo de Copa en 1958

Un título de ilusión UNA MIRADA ATRÁS POR: ING. JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ BADILLO Los Petroleros de Poza Rica surgieron en el año de 1958 para hacer realidad...
error: Content is protected !!