domingo, junio 16, 2024
spot_img
InicioYatrogenia¿Qué son las enfermedades psicosomáticas?

¿Qué son las enfermedades psicosomáticas?

Yatrogenia

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 82 263 52 y 782 888 0056.

https://www.mentesabiertaspsicologia.com/blog-psicologia/blog-psicologia/que-son-las-enfermedades-psicosomaticas#

Yo no cito a otros más que para expresar mejor mi pensamiento. Comenta Montaigne en alguno de sus ensayos. El enlace previo sobre enfermedades psicosomáticas, me permite en la práctica corroborar lo dicho por Montaigne, y correlacionaré el contenido sobre ese tema con mi experiencia clínica para compartir mis puntos de vista con el fin de orientar con la mayor objetividad, veracidad e imparcialidad posibles.

El cuerpo y la mente se encuentran en perfecta interrelación. Las emociones influyen de manera decisiva en nuestros procesos fisiológicos. Prueba de ello son las lágrimas que derramamos cuando estamos tristes, las mejillas coloradas consecuencia de la vergüenza, el aumento de la frecuencia de latido cardiaco cuando tenemos miedo. Reza el párrafo introductorio de este tema.

Cierto, la mente, el pensamiento o lo que llaman alma o espíritu, es consecuencia de nuestro sistema nervioso, y la vida, el homo sapiens viviente con su cerebro pensante, es el grado máximo de evolución y desarrollo al que ha llegado el universo, la naturaleza siempre en constante cambio.

Lo que llamamos emociones: llanto, coraje, lágrimas, tristeza, mejillas coloradas, o el aumento de los latidos cardiacos, en realidad es una respuesta de nuestro sistema nervioso a estímulos internos como un cólico por una piedra en la vesícula por ejemplo, o a estímulos externos como un explosión brusca, el frío o el calor extremos, o una agresión verbal o física. A toda acción hay una reacción, reza la tercera Ley de Newton o principio de acción y reacción. Esta ley plantea que toda acción genera una reacción de igual intensidad, pero en sentido opuesto. Es decir, siempre que un objeto ejerza una fuerza sobre otro, este último devolverá una fuerza de igual magnitud, pero en sentido opuesto al primero.

Esta Ley de Newton nos permite entender las llamadas enfermedades psicosomáticas.

¿Qué se entiende por enfermedad psicosomática?

La enfermedad psicosomática se refiere a la sintomatología física directamente relacionada con motivos psicológicos. Es decir, que nuestro cuerpo se resiente por la influencia psicológica que acaba por agravar los propios síntomas físicos. Los síntomas físicos escapan para ocultar la angustia emocional.

Procesos emocionales como la depresión, la ansiedad o el estrés pueden estar a la base de síntomas físicos, debilitar las defensas del organismo y hacerlo más vulnerable. Hay que tener en cuenta que la relación mente-cuerpo también funciona en sentido inverso y constante, por lo cual se produce una retroalimentación del problema.

Ejemplos de trastornos psicosomáticos

Estas son algunas de las enfermedades psicosomáticas más comunes.

Fibromialgia o dolor de músculos y tendones: en ocasiones se produce tras un trauma emocional o físico y se acompaña con síntomas de ansiedad y/o depresión. Asimismo, bastantes veces origina sentimientos de culpa y baja autoestima en la persona que lo padece. El dolor en ocasiones impide que la persona realice sus labores cotidianas, postrado en cama.

Colon irritable: con frecuencia aparece asociado a la ansiedad y el estrés, siendo factores desencadenantes de este trastorno crónico. Este trastorno es la causa más frecuente de consulta externa. Un 50% o más de la consulta de medicina general y medicina interna corresponde a esta patología y en la especialidad de gastroenterología es de un 80%.

Mareos: el propio miedo a perder el control de nuestra vida y el equilibrio emocional puede causar determinados mareos, que empeoran en temporadas calurosas como la presente al combinarse estados de deshidratación con baja de la presión arterial.

Cefaleas: dolores de cabeza frecuentes que se originan por la tensión. Debido a la ansiedad puede contraerse la musculatura pericraneal y cervical, lo que provoca los dolores crónicos.

Relacionado con la dificultad para relajarse. De cada 10 casos de cefalea, un 90% se debe a estrés familiar o laboral.

Trastornos dermatológicos: el estrés influye directamente en afecciones como la soriasis, dermatitis seborreica, eccemas y otras, que tienen un fuerte componente psicológico.

Cardiopulmonares con síndrome de hiperventilación, asma, palpitaciones cardiaca, arritmias cardiaca banales, dolores punzantes en área precordial y el trastorno más frecuente que tiene aterrorizada a la sociedad, la hipertensión arterial reactiva y pasajera e inofensiva pero que la pintan de ser peligrosa y mortal. De cada 100 casos con hipertensión arterial elevada que observo en la consulta un 90% es pasajera de origen emocional, psicosomática y esto lo afirmo porque durante la entrevista clínica al medir dos, 3 y hasta 10 veces la presión esta se normaliza sin medicamento alguno lo que confirma su origen psicosomático.

Sexuales: frigidez, disfunción eréctil, eyaculación precoz y hasta infertilidad en la mujer.

¿Qué es el proceso de somatización?

Se denomina somatización a la expresión de los problemas emocionales por medio de síntomas físicos. El dolor y la angustia que produce un trauma emocional puede provocar problemas físicos tan evidentes como la parálisis, la ceguera, afonía… Sin embargo, este proceso puede acarrear síntomas algo menos llamativos, como dolor de cabeza, náuseas, dolor de espalda, palpitaciones, etc.

Como hemos visto, los problemas emocionales como el estrés o la ansiedad provocan alteraciones fisiológicas que pueden ir desde un aumento o disminución de los niveles de diversas hormonas como el cortisol, adrenalina, dopamina serotonina, que se manifiestan en síntomas variables en diversos órganos del cuerpo. Si la persona los sufre de forma prolongada y no consigue gestionarlos bien, la somatización se convertirá en una enfermedad psicosomática que puede afectar a diferentes sistemas de nuestro organismo (respiratorio, nervioso, digestivo, muscular…).

¿Cuáles son las personas más propensas a padecer un trastorno psicosomático?

Como se deduce de los párrafos anteriores, las personas que presentan problemas emocionales son más vulnerables. Por ejemplo, las que padecen:

Ansiedad. Traumas. Sentimiento de culpa. Emociones negativas. Represión emocional. Conflictos por resolver. Hipocondría

Tratamiento psicológico:

Para tratar este tipo de trastornos es necesario descubrir cuál es la causa para reprogramar nuestra actitud y manejar esas situaciones sin que se produzca una somatización. Existen algunas técnicas que pueden ayudar a controlar los trastornos psicosomáticos y que solemos utilizar en consulta:Relajación.

Tratamiento médico: el médico debe establecer que no haya alguna lesión orgánica ni en cerebro o en otros órganos y asegurar lo más exactamente posible que se trata de trastornos fisiológicos y en caso necesario prescribir algunos calmantes de molestias o para el control de la ansiedad o depresión, como apoyo al tratamiento psicológico, si es que las molestias interfieren con la calidad de vida emocional laboral o deportiva de la persona enferma.

Correo: dockiskesabe@msn.com Web: www.kiskesabe.com

WhatsApp: SDR La Opinión Recargado

Instagram: Laopinionpr 

X (antes Twitter)@laopinionpr

Facebook – @LaOpiniónPozaRica

Youtube – La Opinión Poza Rica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana.

¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: 7822199402 <<< ¡click aquí! – Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡click aquí!


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
NOTICIAS RELACIONADAS

Alcohólicos Anónimos y prevención de cirrosis

Yatrogenia   Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 82 263 52 y 782 888 0056.   El razonamiento lógico sugiere que si la cirrosis, en el 95%...

Cirrosis hepática

Yatrogenia Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 82 263 52 y 782 888 0056.Un hombre de unos 58 años me buscó para que le...

Siguen los golpes bajos… del calor; ya no se diga de la grilla mexicana

Yatrogenia   Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 8226352 y 7828880056.   DE TAMPICO. El sábado por la mañana me habló un paciente, alarmado porque su padre...
error: Content is protected !!