martes, mayo 21, 2024
spot_img
InicioUna Mirada AtrásIng. Raúl Valencia Toledo, quinto presidente municipal de Poza Rica

Ing. Raúl Valencia Toledo, quinto presidente municipal de Poza Rica

Poza Rica, una mirada atrás

Ing. José Luis Rodríguez Badillo

La ciudad de Poza Rica, desde que nació como Municipio Libre, ha tenido el enorme privilegio de haber tenido como presidentes municipales a los mejores hombres que llegaron a esta privilegiada tierra. El primero que tuvo la ardua tarea de instalar las instituciones operativas, hasta el que ha dejado la mejor ciudad que hemos disfrutado como ciudadanos, entre ellos uno de los más preparados, Raúl Valencia Toledo, profesionista de magna envergadura intelectual y gentil trato, desde que llegó a esta ciudad dejó una obra prodigiosa, no solo en el municipio, también en organizaciones sociales.

El distinguido profesionista nació el 7 de octubre de 1920 en la ciudad de Ixtepec, Oaxaca, fue hijo del matrimonio integrado por Don Salomón Valencia López y la Sra. Ausencia Toledo Altamirano. La industria petrolera la traía de una herencia bien nacida, su papá fue tornero en la naciente industria petrolera de Nanchital, Veracruz, donde le correspondió formar y ser parte del Sindicato antes y después de las compañías.

Mientras él estudiaba en la primaria en estación de Ferrocarril Almoloya, en tanto laboraba en una cantera para hacer grava en un lugar llamado Lagunas, ambos lugares en el estado de Oaxaca.

Ing. Raúl Valencia Toledo

¡Un estilo de vida muy sufrido en aquellos años para quien aspiraba a desarrollar su capacidad intelectual!

Su papá lo ayudó a conseguir una beca en Petróleos Mexicanos para estudia sus estudios, para conservarla hasta su carrera profesional solo requería mantener un promedio elevado, de esa forma terminó la secundaria en la Abraham Castellanos y la preparatoria en el Colegio San Indelfonso en la Ciudad de México, al consumar este nivel académico sorprendió a todo México al haber obtenido la calificación de diez absoluto y mejor promedio a nivel nacional.

¡Absolutamente brillante!

Con gran ilusión fue a obtener ficha para el examen de admisión de medicina, su sorpresa fue la enorme fila que parecía no tener fin para varios días, de inmediato indagó en la ventanilla contigua donde había escasa gente y preguntó qué carrera era, y un joven contestó Ingeniería Química, no titubeando se inscribió y en pocos días era alumno de esa carrera, muy pronto su inteligencia sobresalió y fue electo como parte de la Junta de Gobierno de la UNAM como alumno consejero, gracias a su excelente promedio. Al terminar su carrera, seis meses después, 18 de junio de 1950 se tituló de Ingeniero Químico, obteniendo Mención Honorífica.

Aún con su beca, Petróleos Mexicanos lo envió a Minatitlán a hacer sus prácticas profesionales, al finalizar estas concluye la relación con la empresa en relación a la beca. El 28 de octubre de 1951 se casó con la señorita María del Carmen Chacón y Pitalua, quien fue educadora de profesión, del matrimonio nacen en Minatitlán, María del Carmen que se recibió de actuaria y Raúl que estudió para piloto aviador, hoy en día con el rango de capitán piloto aviador. A fines de 1953 decide buscar una oportunidad laboral en la ciudad de Poza Rica, sitio del que tenía la única referencia el calor infernal que tiene.

Al llegar presenta su currículum con el Ing. Jaime J. Merino y es contratado en el Laboratorio de la refinería de Nuevos Proyectos. Su domicilio lo situó en la colonia Cazones, donde fue vecino de Don Homero Sáenz Quiroga y su distinguida familia.

En 1955 fue ascendido como jefe en el Laboratorio de la Refinería de Nuevos Proyectos, a la postre fue reubicado a la Planta de Azufre de la misma refinería, tuvo el honor de haber sido comisionado por Petróleos Mexicanos a la ciudad de Dallas, Texas, USA, a solicitud del gobierno de los Estados Unidos para arrancar una refinería, tarea en la que puso a prueba su capacidad técnica, al concluir con éxito el desafío, retornó nuevamente a Poza Rica con el orgullo muy elevado al dejar una impresión asombrosa y de convincente éxito.

Valencia Toledo junto al Ing. J. J. Merino en la edificación del Palacio Municipal.

Como profesionista agradecido y con inmenso amor a su Alma Mater, visitó varias ocasiones su querida Facultad de Ingeniería Química, regularmente llevó y donó refacciones y equipos en desuso de Pemex para fines didácticos de los jóvenes estudiantes.

En una de esas visitas observó que tenía tiempo unos paquetes de piezas y equipos en el suelo, enterándose que eran parte de un laboratorio, el que no habían podido instalar, al llegar a Poza Rica le comentó al Ing. Jaime J. Merino la penosa situación y este lo comisionó para armar y poner en operación el tan necesario laboratorio de la Facultad de Ingeniería Química de la UNAM.

En el año de 1957 tuvo el privilegio de ingresar a la AMITEEP de forma especial, ya que no pertenecía a Exploración y Producción, siendo esta una alta excepción, en 1960 fue electo presidente de la asociación, le correspondió organizar el festejo del quinto aniversario del gremio, detrás de su labor y al paso del tiempo ha sido considerado uno de los presidentes más gentiles en su gestión.

En esa época se rozaba con políticos del momento, quienes a menudo lo buscaron para asesoría, entre ellas la edificación del palacio municipal. Durante sus actividades en favor del bienestar de Poza Rica fue dinámico en la gestión para la creación de la Escuela de Enfermería, que nace como escuela en 1957, donde varias personas trabajaron en ese propósito: Don Víctor F. Sánchez, Dr. Javier Guillén Noguera, Don José Galván y el Ing. Jaime J. Merino.

En el mes de mayo de 1958, de la mano del Ing. Valencia Toledo, se incorporó a la Secretaría de Educación Pública con la cooperación del Dr. Javier Guillén. Otra de las tareas más encomiables que tuvo el Ing. Raúl Valencia Toledo fue haber sido catedrático fundador de la Preparatoria Poza Rica. Al terminar su gestión en la AMITEEP fue nombrado candidato para la elección de Presidente Municipal de la ciudad de Poza Rica, la que ganó y ejerció a partir del primero de diciembre de 1961 y concluyó en noviembre de 1964, distinción que dio el Ing. Raúl Valencia Toledo a las asociaciones a las que perteneció. En su labor dio tuvo un programa en favor de la entonces “Capital Petrolera de México”, labor que ponderó en la instalación de las instituciones municipales.

Raúl Valencia Toledo en campaña para Presidente Municipal en 1961

Durante su gestión como Presidente municipal del Ayuntamiento Constitucional de Poza Rica de 1962 a 1964 el Ing. Raúl Valencia Toledo tuvo como Secretario al Sr. Daniel Esquincal, al Dr. Enrique Basáñez Galindo y Don Simón Villegas como síndicos primero y segundo Becerra; Regidores a Javier González López, María Isabel Celaya, Froilán Franco Huerta y Ramón Reyes Bonilla, grupo que trabajó en armonía propositiva a favor de Poza Rica en la época dorada del petróleo.

La edificación de la preparatoria Poza Rica lo convirtió en catedrático fundador del centro educativo en Poza Rica, donde por varios años impartió con enorme fervor académico la materia de Química, siendo parte del selecto cuerpo de académicos de esa institución que dio un paso importante en la formación de los jóvenes de aquel tiempo, quienes salieron a estudiar sus estudios profesionales a otros sitios del estado y entidades.

Fue el décimo cuarto presidente del internacional Club de Leones de Poza Rica en 1964, en donde desplegó una gran tarea altruista.

Dentro de su labor en favor de los más necesitados entregó miles de anteojos en proyectos regionales, fue factor importante en la reconocida labor para la cirugía de personas con labios leporinos y un sinfín de ayuda, tarea en donde estuvo rodeado de gente con grandioso valor humanos. Fue designado para arrancar la primera planta criogénica de Petróleos Mexicanos en La Venta y Ciudad Pemex, ambas en el estado de Tabasco.

Logro por el que fue designado Gerente de Recursos Financieros de Petroquímica, donde obtuvo la antigüedad de 39 años y alcanzó su jubilación de Petróleos Mexicanos. Con el tiempo fue electo presidente de la Asociación de Ingenieros Petroleros de México, “La AIPM”, en la Delegación de Poza Rica. De análogo forma fue también distinguido por sus colegas de la Asociación Nacional de Ingenieros Químicos al designarlo presidente de su gremio.

En el año de 1987 le fue otorgado el Premio de Ingeniería Química por el gobierno de Tabasco, presea que le fue entregada por el presidente de la República Mexicana, Lic. Miguel de la Madrid Hurtado en el Teatro Leandro Rovirosa Wade de la ciudad de Villahermosa, Tabasco.

Pronto fue invitado a integrarse en el Instituto Mexicano del Petróleo en el área de investigación, permaneciendo como investigador hasta el año de 1980, en donde se retiró con 17 años de servicio para disfrutar de la vida privada, Dios lo llamó al descanso eterno el 20 de julio 2008.

En noviembre de 2013 por acuerdo tomado por los socios de la AMITEEP en una asamblea, se acordó homenajearlo en su investidura socio distinguido, al ponerle al restaurante Ing. Raúl Valencia Toledo para perpetuar el nombre del excelso profesionista.

Ing. Raúl Valencia Toledo después de tener una charla con Don Homero Sáenz Quiroga.

WhatsApp: SDR La Opinión Recargado

Instagram: Laopinionpr 

X (antes Twitter)@laopinionpr

Facebook – @LaOpiniónPozaRica

Youtube – La Opinión Poza Rica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana.

¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: 7822199402 <<< ¡click aquí! – Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡click aquí!


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
NOTICIAS RELACIONADAS

La carretera a Tampico: Legendario camino que conduce por las campiñas petroleras

Una mirada atrás Por José Luis Rodríguez Badillo, cronista municipal de Poza Rica En el último año de su administración el presidente de México, Lic. Manuel...

José Beltrán Pérez Martínez, basquetbolista e hijo predilecto de Poza Rica

“El Negro" Beltrán Este singular personaje participó en el equipo de La Ola Verde de Poza Rica y representó a Veracruz en varios campeonatos nacionales,...

Teodoro Cano: Cinco años sin el Excelso Muralista Papanteco

Por José Luis Rodríguez Badillo Cronista Municipal de Poza Rica En la extensa y larga historia veracruzana han surgido singulares exponentes de la danza, pintores, deportistas,...
error: Content is protected !!