martes, mayo 21, 2024
spot_img
InicioUna Mirada AtrásEl joven Antonio Ramírez Trejo, ídolo sin fronteras

El joven Antonio Ramírez Trejo, ídolo sin fronteras

Precursor del rock en Poza Rica POZA RICA, UNA MIRADA ATRÁS

POR JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ BADILLO

Toño Ramírez Trejo, como se le conoce desde 1957, cuando inició a tocar con ahínco su guitarra de Paracho, es originario de Morelia, Michoacán, de donde salió en 1952 con sus padres: Don Antonio Ramírez Martínez y Esperanza Trejo Zamora, y sus hermanos: Manuel, Soledad, Pedro, María del Rosario y Teresa.

A su arribo al estado de Veracruz su padre trabajó en la industria petrolera como perforador, en Cerro Azul, y se le asignó una vivienda en la colonia El Cuatro, lugar que es solo para empleados petroleros, en donde nació su hermano Luis, el menor de todos.

Posteriormente, la familia llegó a Poza Rica en 1953 y Toño ya había aprendido de su hermano Pedro algunas canciones con la guitarra, quien fue su guía a una edad temprana, aunque finalmente el hermano mayor se quedó en Morelia, Michoacán, lo que no fue obstáculo para que Toño recorriera solo el camino de su pasión por el instrumento de cuerdas.

Al llegar a Poza Rica, la familia Ramírez Trejo vivió en el N° 213 de la calle Ocho, colonia Cazones, en una casa de madera, típica de aquella época, donde Toño tocaba la guitarra con su innata virtud y en las visitas que su hermano Pedro hacía con frecuencia a Poza Rica el incipiente músico le mostraba los avances de su aprendizaje autodidacta, que había adquirido apoyándose en la escucha continua de la estación de radio local y memorizando las canciones de esa época, evidenciando su inclinación por este entretenimiento en su infancia.

Con el tañer de su guitarra atrajo a varios jóvenes de su colonia, los primeros fueron: Alfonso Girón González y Jorge Trigos Cullier, que eran vecinos en la calle Ocho, poco después acudirían Ricardo Straffon Ortiz, Agustín “Guty” Aguirre Herrera; José Gómez Flores, al que ya apodaban el Chocomilk; Rogelio Tecillos Reyes, de la calle Doce, quien cantaba muy bien; César Bauza del Mazo; Oscar García Casados, de la calle Pozo 13, y cuando se supo de este fantástico grupo llegaron inquietos por la guitarra Fernando Hickman Lupi, Felipe “El Pipi” Castro Osorio, Andrés Ornelas Pérez, Beto “La Gringa” García Rodríguez, Francisco “Pancho” del Ángel Orozco, Santiago “Bolillo” Galván Díaz, Luis Carpizo Castro y Raúl Rosales Flores, que vivía en la colonia Petromex, que con el tiempo llegaron más amigos, convirtiendo el domicilio en la cuna del rock and roll en Poza Rica.

Este grupo se reunía solo por el gusto de tocar la guitarra y disfrutar de la música en un ambiente juvenil de mucha armonía, cuando los sorprendió por la radio un nuevo género musical: el rock and roll, de la mano de Bill Haley & His Comets, que les marcó la ruta y preferencia por este ritmo musical, iniciando la incursión en la balada rock.

Don Toño al ver el avance de los jóvenes, les compró a sus hijos: Toño y Luis, guitarras eléctricas con sus respectivos amplificadores, lo que incrementó sustancialmente su avance en la interpretación del naciente rock, siendo con ello la primer generación en Poza Rica en interpretar baladas rock.

En esa época, en la que solo existían orquestas y tríos de música romántica, estos adolescentes se convirtieron en pioneros del rock en Poza Rica, sin la pretensión inicial de formar un grupo musical; en un acto de osadía juvenil se aventaron a realizar una tocada afuera del Centro Social Tepeyac, mejor conocido como Las Rejas, en donde impactaron al público asistente, tan es así que el dueño del lugar los invitó a que fueran cada fin de semana, pero los jóvenes no aceptaron en una primera instancia porque no contaban con el permiso de sus papás.

Los primeros integrantes de los Crazy Kings fueron: Julio Villanueva, Agustín Jiménez “El Che”, Leobardo Avendaño, Rogelio Tecillos Reyes, César Bauza del Mazo, José Francisco Gómez Flores, Jorge J. Trigos Cullier, Agustín Aguirre Herrera, Antonio Martínez Trejo, Ricardo Straffon Ortiz.

¡Vaya arrojo!

Posteriormente, Toño Ramírez visualizó la posibilidad de que existiera un grupo musical moderno que la juventud reclamaba en Poza Rica y analizó quienes podrían integrarlo, tomando en cuenta que eran menores de edad y no todos contaban con la anuencia de sus padres, por lo que eligió a Agustín “Guty” Aguirre Herrera para tocar la batería, a José “Chocomilk” Gómez Flores para el requinto, a Raúl Rosales Flores en el acompañamiento, Toño en el bajo y Rogelio Tecillos Reyes como vocalista, quienes se pusieron a preparar el repertorio que tocarían, pasando necesariamente por aprenderse canciones tradicionales propicias para los eventos sociales: las mañanitas, marchas nupciales y música para las graduaciones, todo bajo la dirección y liderazgo de Toño Ramírez.

El sábado 22 de noviembre de 1962 el grupo ya había adoptado el nombre de The Crazy Kings, debutaron en una graduación del Colegio Salvador Díaz Mirón con éxito excepcional, desde esa tarde Poza Rica entraba musicalmente a la era del rock de la mano de este histórico conjunto, guiado por Toño Ramírez con el patrocinio de su papá.

De ahí llegó un itinerario de eventos de todo tipo, que llenó la agenda por varios meses, cada fin de semana, pero Don Toño le dijo a su hijo que todo dependía de su rendimiento académico para continuar con esta carrera, que siempre estaría en segundo término, por debajo de la tarea estudiantil, por lo que Toño realizaba un doble esfuerzo.

¡Hoy admirable y con gratificante fruto!

Los primeros enclaves mágicos para el rock fueron los clubes: Tampico, Leones, Rotario, la Terraza de la Cooperativa de Consumo y la AMITEEP, lugares que alcanzaron su máxima dimensión cuando The Crazy Kings interpretaba covers de las baladas de rock que cantaban en español los ídolos de México de aquella época, que hizo que la gente de la región se transportara a la modernidad musical; hoy, estos momentos están llenos de añoranza, pero se reviven cuando ocasionalmente vemos a Toño Ramírez interpretar con sus compañeros las clásicas del rock de antaño, cuando los músicos no contaban con sintetizadores, mezcladores y ecualizadores para interpretar sus rolas.

Llegó el momento en que algunos rockeros buscaron nuevos horizontes, Raúl Rosales Flores salió a formar un grupo en La Petromex y llegó Fernando Hickman Lupi, que muy pronto salió junto con “Guty” Aguirre y José Gómez “Chocomilk” para incursionar en otra agrupación. Toño integró a nuevos elementos como Luis Carpizo Castro como guitarrista; Kiko Villarreal como vocalista, quien se incorporó por invitación de Luis Ramírez Trejo, que tomó el bajo; Beto “La Gringa” García Rodríguez se desempeñó en la batería y Toño Ramírez en el requinto, conjuntando de nueva cuenta, sin mayor problema, el grupo musical, ya que no había un aspirante a músico que no quisiera pertenecer a The Crazy Kings, el consentido y más solicitado de Poza Rica y la región.

Toño ingresó a la preparatoria Dr. Gabino Barreda sin dejar el conjunto, fue invitado con deferencia para grabar un disco LP con la disquera CBS denominado “Misa en Rock”, a solicitud especial del clérigo José Hurtado García, de la Diócesis de Papantla, que tiene su sede en la ciudad de Teziutlán, Puebla, lo que fue un estrepitoso éxito en la jurisdicción católica y sociedad en general.

La portada del disco fue diseñada con la imagen del automóvil Mustang de Toño Ramírez.

Los integrantes del grupo que participaron en la grabación fueron: Sergio Eligio “Kiko” Villarreal, Agustín “Guty” Aguirre Herrera, Arturo Cadena Hernández y Jorge J. Trigos Cullier. Después Toño se fue a Veracruz a estudiar la carrera de Medicina, realizó su servicio social, el internado y la especialidad de Ginecología, etapas de desarrollo profesional que lo alejó de la carrera de rockero profesional.

Para el año de 1982, Antonio Ramírez Trejo ya había terminado su formación profesional y concluido su especialidad en Ginecología, era todo un médico, logro obtenido gracias a su responsabilidad y compromiso ante la motivación de sus padres para que terminara o se quedara inmerso en la música, lo cual supo entender en su momento, realizando un proyecto de vida con gran esfuerzo, convirtiéndose en un reconocido médico cirujano.

Ya en el ejercicio profesional, después de haber trabajado en diferentes ciudades para Petróleos Mexicanos, regresó a Poza Rica, ingresó a la clínica del ISSSTE, en donde se jubiló con el tiempo.

Es un doctor con la modestia que lo identifica, ya que nunca se ha guiado por la vanidad y con un alto sentido humano y ético siempre ha atendido a sus colegas rockeros, sin mediar remuneración alguna, lo que le agradecen de forma espontánea, otorgándole un especial reconocimiento y admiración por conservar sus principios con los que fue conocido desde siempre.

Un paso trascendental en la vida de Toño Ramírez fue su unión con la señorita Marilyn Ramírez González, el día 24 de marzo de 1983.

Su hija Marilyn Adriana ya concluyó su carrera de Odontóloga, con especialidad en Rehabilitación Bucal, y el joven Antonio Alonso terminó su carrera de Médico Cirujano y tiene en trámites el inicio de su especialidad, quien homologó a su papá en la medicina y en el rock.

Toño disfruta de su único nieto Emérico, hijo de Marilyn y su esposo Emérico Rodríguez Jr., niño quien les llena la vida de alegría.

Toño Ramírez intentó regresar al medio musical y combinó su profesión como doctor con la música, integrando el notable conjunto La Cabazza, a lado de músicos de gran exquisitez como Octavio Vázquez, Othoniel Hernández Zárate, Renato Luna, Juan Ortigoza, Arturo Domínguez y Paco Alvarado Castillo, tocando melodías al estilo de Los Hermanos Castro, Sergio Méndez & Brasil ’66. Carrera que le fue imposible continuar por el alto compromiso que le demandaba su profesión.

¡Honestidad!

El sábado 22 de noviembre de 2014, el Lic. Arturo Lara Lozano, director general de “La Enciclopedia del Rock Mexicano”, entregó, dentro del marco de los festejos para celebrar los 50 años del grupo The Crazy Kings, una medalla y un reconocimiento a sus integrantes, que aquel lejano 22 de noviembre de 1962 habían debutado, trazando con ello los orígenes del rock en Poza Rica, causa y condiciones que favorecieron la consolidación de este género en nuestra ciudad y la región, por lo que se hicieron acreedores a este merecidísimo lauro.

Posteriormente, al director y líder de The Crazy Kings, Antonio Ramírez Trejo, dicha organización también le otorgó en lo particular la distinción de ingresar a “La Enciclopedia del Rock Mexicano”, reconocimiento muy justo, como homenaje a quien despertó el rock en Poza Rica y dio la pauta para que este floreciera y otros siguieran su camino.

En esa misma velada, el Lic. Arturo Lara Lozano dio a conocer la magna noticia, que el grupo The Crazy Kings quedó integrado en el Árbol del Rock Mexicano.

¡Distinción y Orgullo pozarricense!

Es consabido que Toño Ramírez es incuestionablemente el padre del rock en Poza Rica y la región, reconocido por haber encendido las primeras luces del rock, quien trazó con fuerza la senda del revolucionario género musical, que permeó en muchos jóvenes y en la sociedad, consolidando su aceptación como una opción en el arte musical y cultural.

Actualmente, Antonio Ramírez Trejo está consolidado como un médico de gran prestigio, conserva el sentido social y humanístico con sus pacientes, se mantiene a la vanguardia en la atención a la salud y goza de gran estima; a sus colegas del rock les atiende con particular gusto y la ocasión le sirve para evocar gratos recuerdos que tuvieron en el camino musical, anteponiendo su solidaridad absoluta al ver quienes necesitan de la mano amiga, la que extiende espontáneo, actitud que lo erigió como un ídolo entre los músicos rockeros y sociedad, quienes en respuesta le brindan gran afecto, admiración y le refrendamos la idolatría.

Sin lugar a dudas y por mucho es el hacedor y benefactor del rock en la hoy zona metropolitana de Poza Rica. ¡Pocos, muy pocos como Toño!

WhatsApp: SDR La Opinión Recargado

Instagram: Laopinionpr 

X (antes Twitter)@laopinionpr

Facebook – @LaOpiniónPozaRica

Youtube – La Opinión Poza Rica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana.

¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: 7822199402 <<< ¡click aquí! – Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡click aquí!


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
NOTICIAS RELACIONADAS

La carretera a Tampico: Legendario camino que conduce por las campiñas petroleras

Una mirada atrás Por José Luis Rodríguez Badillo, cronista municipal de Poza Rica En el último año de su administración el presidente de México, Lic. Manuel...

José Beltrán Pérez Martínez, basquetbolista e hijo predilecto de Poza Rica

“El Negro" Beltrán Este singular personaje participó en el equipo de La Ola Verde de Poza Rica y representó a Veracruz en varios campeonatos nacionales,...

Ing. Raúl Valencia Toledo, quinto presidente municipal de Poza Rica

Poza Rica, una mirada atrás Ing. José Luis Rodríguez Badillo La ciudad de Poza Rica, desde que nació como Municipio Libre, ha tenido el enorme privilegio...
error: Content is protected !!