jueves, mayo 23, 2024
spot_img
InicioUna enfermedad llamada doctorCuidado por el colesterol bajo

Cuidado por el colesterol bajo

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 82 263 52 y 782 888 0056.
 
Mucha especulación comercial se vive con las cifras de colesterol. Negocio mundial magnífico a expensas de la salud mental física y económica de los enfermos. Ya está en entredicho el valor de las estatinas para el colesterol.
 
 
Mucho terror despiertan las cifras de colesterol elevado en personas por demás sanas. La causa de lo anterior es debido a una de tantas falacias en medicina que confunden a propios y extraños, y quienes pagan esta confusión son personas sanas, en lo emocional. Físico y económico.
 
Analicemos la siguiente información, para tomar decisiones con nuestra salud.
 
¿Debemos reducir el colesterol todo lo posible para aminorar el riesgo cardiovascular?
 
La hipercolesterolemia prolongada por más de 5 años, por encima de 300 mg (colesterol alto), incrementa el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria e infarto cerebral.
 
Su tratamiento resulta claramente beneficioso en la prevención secundaria, es decir cuando aún no hay síntomas de enfermedad pero se encuentra colesterol elevado, en estos casos, sí hay evidencias de su efectividad para retrasar la arterioesclerosis y eventos cardiovasculares como el infarto cardiaco o cerebral.
 
En la prevención primaria de los accidentes vasculares coronarios o cerebrales, es decir cuando no hay síntomas ni datos de lesión arterial, la eficacia es menos evidente, especialmente en las personas mayores de 75 años, y el tratamiento debe establecerse de forma más selectiva, en función del grado de riesgo.
 
Lo grave es que se prescriben medicamentos ante mínimas alteraciones de las cifras de triglicéridos, sin necesidad pues el efecto nocivo del colesterol es acumulativo en el tiempo, 10 años después si se mantiene el colesterol por encima de las cifras tope.
 
Por otra parte, la hipocolesterolemia o, colesterol bajo, menos de 160 mg resulta nociva para la salud mental y tiene relación con una mayor morbimortalidad. Se ha observado su asociación con agresividad y mayor incidencia de suicidio.
 
En algunos estudios se ha notado que reducir el colesterol asociado a lipoproteínas de baja densidad, el colesterol malo (c-LDL) por debajo de 120 mg/dl no reduce el riesgo cardiovascular.
 
Por otra parte, el decremento excesivo del colesterol bueno asociado a lipoproteínas de alta densidad (c-HDL < 40 mg/dl) empeora la memoria y aumenta el riesgo de ictus cerebral y de enfermedad coronaria, sobre todo en diabéticos, así como la mortalidad.
 
Por tanto, en pacientes con dislipidemia debe ajustarse el tratamiento con una estatina para mantener la colesterolemia entre 160 y 200 mg/dl y, si hay deficiencia de c-HDL, deben añadirse niaciana o fibratos.
 
COLESTEROL BUENO Y COLESTEROL MALO: ¿Un mito?
 
El LDL, o lipoproteínas de baja densidad, es llamado a veces colesterol “malo”. Lleva colesterol que puede pegarse a las arterias, acumularse en el revestimiento de los vasos sanguíneos, y a veces, bloquear el flujo de sangre.
 
El HDL, o lipoproteínas de alta densidad, es llamado a veces colesterol “bueno”. Separa el colesterol de la sangre y lo devuelve al hígado.
 
Cuando se haga un chequeo médico, sería bueno que los resultados reflejen que el LDL este bajo y el HDL este alto.
 
Un análisis de sangre puede medir el LDL, el HDL y el colesterol total. En general, el LDL no presenta síntomas, por eso es importante hacerse un chequeo frecuentemente.
 
Cómo bajar su LDL y subir su HDL:
 
Seguir una dieta saludable para el corazón, baja en grasas saturadas y grasas trans.
 
Las grasas trans son las que podemos encontrar en las comidas procesadas, como hamburguesas, pizzas, hot dogs, papas fritas, etc., y las grasas saturadas son aquellas que podemos encontrar en la carne, mantequilla y leche entera, entre otros.
Mantener un peso saludable.
 
Dejar de fumar.
Con medicamentos: Dependiendo de los factores de riesgo, a algunas personas se les recomienda tomar medicamentos para bajar el colesterol.
 
¿Se terminó el debate entre el colesterol bueno y el malo?
 
Especialistas advierten que estos términos son erróneos y debemos cuidarnos y controlar por igual ambos valores. Un especialista nos brinda detalles sobre el tema.
 
En la década de 1980 nació el término “colesterol bueno” tras la publicación de una investigación donde se afirmaba que tener altos niveles de HDL (proteínas de alta densidad) nos protegía. Así fue como adoptamos este concepto en todo el mundo y lo dividimos por valores “buenos” y “malos”.
 
En febrero del 2021, una investigación publicada por el Hospital del Mar (España) confirmó lo erróneo de esta teoría, y aclaró que el colesterol bueno en realidad no es tan bueno como se cree y así reafirmó la necesidad de analizar esta patología como un todo.
 
“El colesterol es grasa producida en el organismo, muy importante para la homeostasis y todo el metabolismo intermediario. Uno debe tener colesterol, lo malo es cuando los niveles se exageran”, explicó el médico internista y endocrinólogo colombiano Enrique Ardila, profesor y coordinador de educación de la Academia Nacional de Medicina de Colombia, a Zona Violeta.
 
Los niveles altos “se pueden depositar en las arterias, y hacer lo que se llama arteriosclerosis, y pueden producir enfermedades cardiovasculares”, agregó el especialista.
 
El HDL, considerado como el colesterol “bueno, es la proteína de alta densidad, y se denomina así por sus siglas en inglés.
 
Mientras que el LDL son las proteínas de baja densidad y es el considerado “malo”. Ambas proteínas son, junto a otras, encargadas de transportar el colesterol.
 
“El LDL [proteínas de baja densidad] forma el colesterol total, el VLDL son los triglicéridos y el HDL es el que se ha dicho que es el colesterol protector [proteínas de alta densidad], siempre y cuando el colesterol total o el VLDL estén en rangos totales”, explicó Ardila.
 
“Se ha hablado que es el colesterol bueno, porque es el que puede proteger las arterias, y el colesterol malo sería el LDL que da los estados del colesterol total”, agregó.
 
De todas formas, el entrevistado aclaró que es necesario cuidarse del valor total, pues puede haber factores genéticos y de hábitos de vida, contribuyentes a estas afecciones de salud.
 
“El ejercicio físico y la dieta son dos factores muy importantes y el HDL mejora mucho si se hace ejercicio físico dos o tres veces por semana por lo menos 30 minutos”, recomendó el especialista colombiano.
 
 
Correo: dockiskesabe@msn.com      Web: www.kiskesabe.com
 

WhatsApp: SDR La Opinión Recargado

Instagram: Laopinionpr 

X (antes Twitter)@laopinionpr

Facebook – @LaOpiniónPozaRica

Youtube – La Opinión Poza Rica

¿Reporte y denuncia?

Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana.

¡Por favor, háznoslo saber!

– WhatsApp: 7822199402 <<< ¡click aquí! – Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡click aquí!


La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
NOTICIAS RELACIONADAS

Síndrome de Guillain-Barré

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 82 263 52 y 782 888 0056.   https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000684.htm. sindrome de Guillain Barré   En las últimas semanas, en Tlaxcala  ha...

Adultos intoxicados

YATROGENIA Por Doc Kiskesabe Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 8226352 y 7828880056. De lo poco que leo publicado por otros colegas médicos o periodistas no...

Leucemia y síndrome del cuidador

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels. 782 82 263 52 y 782 888 0056. Una mujer de 40 años se presentó a consulta con múltiples...
error: Content is protected !!